5 Consejos para prevenir la acidez infantil

Prevenir la acidez en niños es fundamental para garantizar su bienestar digestivo. Aquí tienes cinco consejos para ayudar a prevenir la acidez infantil:

1– Promover una Dieta Equilibrada: Fomenta una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras. Evita alimentos grasos, picantes y ácidos, ya que estos pueden contribuir a la acidez. Establece hábitos alimenticios regulares y evita que los niños coman en exceso antes de acostarse.

2- Evitar Bebidas Gaseosas y Jugos Ácidos: Limita el consumo de bebidas gaseosas y jugos cítricos, ya que pueden aumentar la producción de ácido en el estómago. Opta por agua como la principal fuente de hidratación y fomenta hábitos saludables desde temprana edad.

3– Establecer Rutinas para Comer: Fomenta un ambiente tranquilo durante las comidas y evita distracciones como la televisión o dispositivos electrónicos. Alentar a los niños a masticar lentamente y disfrutar de la comida puede reducir la posibilidad de acidez.

4- Controlar el Peso: Mantener un peso saludable es importante para prevenir la acidez en niños. El sobrepeso puede ejercer presión adicional en el estómago, lo que puede contribuir a la acidez. Promueve un estilo de vida activo y hábitos alimenticios saludables.

5- Observar Síntomas y Consultar con un Profesional: Esté atento a posibles síntomas de acidez, como quejas de dolor o molestias en la parte superior del abdomen, regurgitación o quejas frecuentes de acidez estomacal. Si los síntomas persisten, es crucial consultar con un profesional de la salud, como un gastroenterólogo pediátrico, para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Recuerda que cada niño es único, y es esencial adaptar estas recomendaciones según las necesidades y características individuales. Además, ante cualquier preocupación sobre la salud digestiva de un niño, se recomienda buscar la orientación de un profesional médico.

Artículo publicado por el Dr. Daniel Agraz, Especialista en Gastroenterología y Nutrición Pediátrica.